Plastic

IBC containers

Found products

Un depósito IBC es un contenedor de almacenamiento versátil, duradero y rentable, diseñado para almacenar y proteger grandes cantidades de líquido o polvo.

Un IBC (intermediate bulk container) en español GRG (contenedor intermedio a granel) se puede utilizar para almacenar y transportar de forma segura una serie de líquidos, pero lo más habitual es que almacene agua potable. Sin embargo, dada su clasificación de la ONU, un contenedor IBC también puede utilizarse para almacenar residuos peligrosos.

 

¿Qué es un contenedor IBC?

Un depósito IBC es un contenedor diseñado para almacenar de forma segura grandes cantidades de líquidos. Los tanques IBC tienen una forma cuadrada o rectangular, y están equipados con boquillas y válvulas para permitir que los líquidos se viertan en el tanque o se vacíen con facilidad.

La finalidad última de un tanque IBC es almacenar líquidos. Las cisternas IBC están certificadas y se fabrican con materiales aptos para uso alimentario. Se pueden reutilizar, desinfectar, limpiar, reparar y, finalmente, reciclar.

Los contenedores IBC están diseñados para uso industrial, aunque muchos particulares los utilizan para guardar agua. Además de boquillas y válvulas, están equipados con jaulas de protección y palés. Se pueden mover con equipos industriales (carretillas elevadoras, etc.) y se pueden apilar unos encima de otros para facilitar su almacenamiento.

¿Para qué se pueden utilizar los depósitos IBC?

Los contenedores IBC se asocian más comúnmente con el almacenamiento de agua, ya que son contenedores populares para mantener el agua potable o el agua de lluvia para el almacenamiento a largo plazo.

Sin embargo, se trata de recipientes de almacenamiento versátiles. Los usos de almacenamiento más populares son:

  • Agua potable.
  • Agua de lluvia.
  • Productos alimenticios.
  • Combustible (gasolina, gasóleo, etc.)
  • Productos químicos.
  • Productos farmacéuticos.
  • Residuos peligrosos.

¿De qué están hechos los contenedores IBC?

Los depósitos IBC están fabricados con polímeros plásticos duraderos de alta calidad, diseñados para ser robustos, fáciles de producir en serie, reciclables y polivalentes.

El polímero plástico más usado para fabricar un depósito IBC es el HDPE (polietileno de alta densidad). El polietileno de alta densidad se utiliza habitualmente para fabricar muchos productos de almacenamiento industrial, como el clásico bidón de plástico azul. El HDPE no es reactivo, por lo que no contamina ni reacciona con los líquidos almacenados en su interior.

Un depósito GRG puede estar dentro de una jaula de acero para una mayor protección cuando se almacena o se transporta. El depósito de GRG también se asienta sobre un palé de acero, lo que permite moverlo y apilarlo con seguridad. El acero utilizado es acero galvanizado, que es increíblemente resistente y duradero.

Las cisternas IBC también pueden equiparse con capas adicionales de protección. Las más populares son las cubiertas resistentes a los rayos UV y las cubiertas contra el polvo.

 

¿Cuál es el tamaño de un contenedor IBC?

IBC es el acrónimo de intermediate bulk container (Gran Recipiente a Granel), un término que describe mejor el tipo de tamaño que puede esperar de esta unidad de almacenamiento.

Un tanque IBC está diseñado para contener una cantidad intermedia de líquido. Los IBC pueden variar en tamaño, pero un tanque IBC estándar tiene una capacidad total de 1.000 litros. Si el tanque IBC está lleno, esto significa que va a pesar al menos 1.000 kilos.

Las cisternas IBC suelen medir 1.000 x 1.200 x 1.152 mm, y un peso aproximado de 68 kilos cuando está vacía. Teniendo en cuenta el cuerpo principal de plástico del IBC, así como el palet protector y la jaula en la que está encerrado.

Un IBC contiene una gran cantidad de líquido, pero sigue siendo fácil de mover y almacenar utilizando equipos industriales como una carretilla elevadora.