Blog: El rincón del técnico

Zanahoria, te meto en el bote!

¡Hola a todos! Después del gran repaso que hemos hecho en el mundo de los encurtidos, hemos decidido finalizar el tema con un último artículo sobre las zanahorias encurtidas.


Como suponemos, ya seréis unos expertos en la materia y seguro que no os costará ningún trabajo poder hacer vuestras propias zanahorias encurtidas. Por si no lo sabéis, la zanahoria es una hortaliza con múltiples beneficios para la salud que, además, podéis tomar cruda, hervida, cocinada con otros alimentos… y ahora también ¡encurtida! Si sois unos amantes de los encurtidos y os gusta la cocina, no dudéis en llevar a cabo esta estupenda receta.


Esta no es una nueva receta que digamos, simplemente tenéis que aplicar lo llevado a cabo en los anteriores artículos. Como siempre, los ingredientes necesarios son: zanahorias, agua, sal, vinagre y las especias a elegir. No solemos daros una receta estricta a seguir porque en la variedad está el gusto y es mejor que las hagáis en función de vuestros propios gustos y conforme las vayáis probando ir modificando los ingredientes a utilizar.

Pasos a seguir:

  1. Tomar las zanahorias elegidas y pelarlas.
  2. Cortar las zanahorias a lo largo, con un tamaño más o menos del dedo anular (dependerá también del tarro de vidrio que vayamos a usar)


3. Elegir los recipientes de vidrio y las tapas. Como siempre decimos, esterilizarlos antes de usarlos.
4. Una vez tengamos los tarros listos, tomar una cacerola y llenarla con agua salada. Poner a calentar y cuando el agua esté en ebullición añadir las zanahorias ya cortadas. Cocinar por un minuto.
5. Pasado este tiempo, enjuagar bien con agua fría y escurrir.
6. Colocamos las zanahorias en los tarros de vidrio previamente esterilizados.
7. Por otro lado tomamos agua, vinagre y las especias que deseemos. Lo ponemos todo en otra cacerola y lo llevamos hasta ebullición y dejamos cocinando a fuego lento durante unos cinco minutos.
8. Después, tomamos la mezcla (en caliente) y rellenamos los tarros con esta mezcla. Tapamos y ¡ya tenemos nuestras zanahorias encurtidas!


Como siempre, recomendamos dejar reposar en un sitio fresco durante un tiempo antes de su consumo.
Bueno, pues hasta aquí nuestro apartado sobre los encurtidos. Como siempre, para cualquier duda o pregunta sobre las recetas o qué envases es mejor usar, aquí estamos.

30 de abril de 2014 · Publicado en Conservas de verduras

verduras encurtidos vinagre receta vidrio cristal bote tarro alimentación zanahoria


Este sitio web usa cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y recoger información sobre su navegación.
Si pulsa "aceptar" o continua navegando consideraremos que admite el uso e instalación en su equipo o dispositivo.
Encontrará más información en nuestra Política de cookies.