Blog

Formación en Microal, una apuesta con futuro

formación conservación de alimentos

Laboratorios Microal -empresa especializada en el control de calidad y medioambiental, así como en el asesoramiento y la formación en el sector agroalimentario- ha impartido el curso “El cocinero actual ante las Intolerancias y Alergias alimentarias, y el uso de la estabilización de alimentos para consumo posterior” que comenzó a principio de Julio y que ha contado con la asistencia de numerosos profesionales del sector alimenticio.

El objetivo principal del curso, impartido por D. José Antonio Barroso -responsable de Investigación y Desarrollo Alimentario- ha sido dotar a todos los profesionales del sector, de las herramientas necesarias para detectar los casos más comunes de alergias e intolerancias alimentarias así como explicar las distintas técnicas para estabilizar los alimentos envasados que permiten alargar su vida útil.

Tarros de Vidrio

Afirmar que los tarros de vidrio son el sistema de almacenamiento del futuro no es, ni mucho menos, una idea descabellada. Es un material resistente, imperecedero -no se deteriora como otros materiales dedicados al almacenamiento-, respetuoso con su contenido, se presta a todos los procesos de innovación y diseño imaginables, y además es reciclable al 100%.

En Juvasa.com contamos con una gran variedad de modelos, tamaños y formas que buscan siempre adaptarse a las necesidades de nuestros clientes. La versatilidad de estos envases permite, en definitiva, garantizar la personalización de la marca gracias a formatos originales y la revalorización del producto debido a su transparencia. 

¿Por qué los tarros de vidrio son el mejor envase en alimentación?

Envasar los alimentos en  botes de cristal es una de las mejores técnicas para conservar más tiempo la calidad de los preparados y limitar el uso de aditivos y conservantes. La versatilidad de este material lo hace perfecto para productos fríos y calientes, y también para procesos de esterilización y pasteurización.

Podemos diferenciar varias partes importantes en la anatomía de los tarros: La boca, el cuello, el hombro, el fondo y la picadura. La conjunción de todos estos elementos permite jugar con el diseño, dando como resultado envases elegantes y duraderos.

Pero si hay una ventaja que destaca frente a las demás es la eficacia a la hora de preservar el contenido original sin alterarlo. Es inerte al contacto con los alimentos, lo que permite su conservación sin modificar el sabor, el olor o la composición. Esto es debido a que el vidrio evita el proceso denominado “migración” de aditivos y monómeros, qué si suele darse en los envases de plástico.

¿Qué es lo más importante que hay que tener en cuenta a la hora de comprar botes de cristal?

Antes de decidir que tarros de vidrio comprar, hay que tener en cuenta las características más importantes que componen su anatomía: su forma, el sistema de cierre, la boca y el tamaño (que determina la capacidad del envase).

Dependiendo del uso que le demos al tarro, podemos encontrar un amplio abanico de formas. Comenzar hablando del denominado B212 o del Basic es hacer referencia a un diseño funcional perfecto para productos gourmet. ¿Un punto fuerte a su favor? Estos modelos tienen tapas de “falda ancha”, muy utilizadas por las empresas para potenciar su imagen.

Para salsas, queso en aceite e incluso dulces, nada mejor que los tarros de cristal Quadro Firenze o Square, que como su mismo nombre indica, destacan por su forma cuadrada y compacta.

Por otro lado, las facetas de su cuerpo, hacen del tarro Corinto 580 el sistema de almacenamiento idóneo para mermeladas y confituras. Claro… que si lo que buscas es un envase cómodo y accesible, fácil de limpiar y de líneas sencillas sin duda nuestro modelo Marinate, Siroco o nuestros botes STD (estándar) son adecuados para todo tipo de salsas y envasados.

¿Estás buscando tarros para envasar miel?

Entonces has acudido al lugar indicado. En Juvasa.com contamos con una amplia gama de tarros de vidrio específicos para el envasado de miel. Contamos con el modelo Miel de 4 celdillas y el bote STD, ambos disponibles en varias capacidades. Otros modelos muy utilizados para este producto son el A370, que llegan a contener hasta 1/2kg, y el V720 con capacidad de hasta 1kg de miel.

En nuestro catálogo online -en Juvasa.com- podemos encontrar el cierre Twist-off (funciona como un sistema de rosca) que cuenta con dos tipos de tapas según el proceso de conserva al que vayamos a someter los alimentos: tapas de pasteurización y tapas de esterilización.  Pero, ¿cuál es la diferencia que hay entre ambas?  

  • Las tapas de pasteurización resisten temperaturas de hasta 90°C, lo que también llamamos “baño maría”.  Los tarros con este sistema de cierre son perfectos para mermelada, tomate frito o pisto por ejemplo.


  • Las tapas esterilización aguantan  temperaturas de hasta 115/120°C, haciendo del tarro el envase idóneo para introducirlo en la olla express , la olla a presión  y el autoclave. El paté y las conservas de carne y de pescado quedarán completamente protegidas en botes con este tipo de tapa.

El tamaño de los tarros, oscilan entre los más pequeños de 31 ml (1 onza) y 65 ml (2 onzas), perfecto para envasar mermelada, caviar o paté; y los de 1000 ml y 4000 ml muy usado para almacenar golosinas o encurtidos como las aceitunas gordales.

¿Conoces nuestros Pasteurizadores?

Dentro de nuestro catálogo de tarros de vidrio, puedes encontrar dos herramientas muy útiles que facilitan la labor de hacer conservas a mayor escala:

Además de facilitar la labor de preparar tus conservas y ahorrar tiempo, utilizando nuestros pasteurizadores conseguirás mantener todas las propiedades del envasado añadiendo un toque gourmet inconfundible. Si tenéis dudas sobre el funcionamiento, no dudéis en ver nuestro vídeo explicativo.

¿Ya has decidido cuál es el modelo perfecto para ti?

Sabemos que será una decisión difícil, pero no olvidéis que en nuestro catálogo encontrarás tarros de vidrio con las cualidades que estás buscando. Disfruta de todas las ventajas de los envases de cristal, reunidos en una gran variedad de tamaños y formas.  

Salsa Boloñesa en botes Le Parfait

Salsa Boloñesa en botes Le Parfait

Ayy, pero que pocas ganas de cocinar ahora, ¿qué podemos hacer para almorzar sin tener que gastar y a la vez poder cuidar la linea? Aja! nuestra “Salsa Boloñesa Casera”  de la semana pasada guardada en botes “Le Parfait Super”, menos mal que hicimos bastante y hay para todos. Ahora la calentamos, cocemos la pasta y listo! Oye y no nos olvidemos de un poquito de quesito por encima, jiji 

Le Parfait = Salvavidas, porque ahorramos en cocinar, limpiar … y nos da tiempo de dormir una siestecita antes de seguir 

Sobre técnicas de estabilización de alimentos.

Buenos días a tod@s, queremos avisaros que este articulo es el primero de una serie, que iremos publicando poco a poco, con un enfoque muy técnico. En Juvasa intentamos serviros de la mejor manera, y somos conscientes que el buen consejo es una parte esencial del buen servicio. Con esta consideración  hemos decidido ir más allá de consejos prácticos orientados a producciones caseras. Esta nueva serie de artículos  que pòdrais encontrar en una nueva categoría llamada ” El rincón del Técnico , está pensada para vosotros profesionales o portadores de proyectos nuesvos, para suministaros un contenido tecnico  preciso, util  y fiable sobre el que apoyar vuestras producciones. Esperemos que esta iniciativa os beneficieara, y nos quedamos a la espera de vuestros comentarios y sugerencias. *** 

Os deseamos una buena lectura de este primer articulo,

El departemento Web  Juvasa 

Sobre técnicas de estabilización de alimentos.

Una de las etapas más importantes del proceso de elaboración de un alimento es la etapa final, la etapa de estabilización, antes de guardar sus preparaciones en tarros de vidrio herméticos.

Cuando hablamos de estabilización, nos referimos básicamente a la etapa de conservación de los alimentos. Esto quiere decir que buscamos la forma de evitar que nuestros alimentos sean atacados por determinados microorganismos que originen su descomposición y, de esta manera, poder almacenarlos por más tiempo enlos botes de cristal de Juvasa de.
Existen diversas formas de estabilizar un alimento, en este artículos nos vamos a centrar en la estabilización por calentamiento.

Pasteurizacion y Esterilizacion

La estabilización por calentamiento consiste en: someter los alimentos a la acción del calor a temperatura y tiempos suficientes para reducir o eliminar la acción de los microorganismos y enzimas mediante los siguientes procedimientos:
1. Pasteurización
2. Esterilización

Según el Código Alimentario (1), ambos procesos se definen de la siguiente manera:
La pasteurización es el proceso por el cual se destruyen las formas vegetativas(2) de los microorganismos patógenos(3) de los alimentos y se destruye o inactiva la casi totalidad de la flora banal(4), sometiendo los alimentos a temperaturas variables, en función del tiempo de tratamiento, de forma que no sufran modificaciones esenciales en su composición y se asegure su conservación a una temperatura adecuada durante un período de tiempo no inferior a cuarenta y ocho horas(4).

La esterilización se define como el “proceso por el que se destruyen o inactivan por un período determinado de tiempo, todas las formas de vida de los microorganismos capaces de producir alteraciones en los alimentos en condiciones normales de almacenamiento”.

Para concretar, la pasteurización es el proceso térmico realizado con el objetivo de reducir los agentes patógenos que puedan contener; mientras que la esterilización elimina todos los agentes patógenos o no patógenos de los alimentos. Comentar que el calor que apliquemos va a modificar a la actividad microbiana de éste pero también modificará sus componentes, tales como, proteínas o vitaminas y también afectará a sus propiedades, como sabor, color o consistencia. Según qué técnica apliquemos estas propiedades se verán más o menos afectadas.
En la pasteurización se emplean generalmente temperaturas por debajo del punto de ebullición, con lo que las características físico-químicas de los alimentos se ven menos afectadas. Y, aunque esto es una gran ventaja, tiene como desventaja que el alimento en cuestión tendrá un menor período de conservación.

Es importante coger para sus botes de cristal las tapas apropiadas, ya que algunas valen únicamente para pasteurizar, mientras que otras valen para esterilización. Por esto, en el catalogo de envase de vidrio de Juvasa, aparecen las dos opciones para cada envase (mas información sobre tapas de pasteurizan y tapas de esterilización aquí).


Un proceso a elegir segun el tipo de producto

Existen determinados productos que ofrecen la posibilidad de encontrarlos pasteurizados o esterilizados; véase por ejemplo el caso de la leche.
La leche, debido a su pH (sobre 6,6), actividad de agua y contenido en nutrientes, es un medio de cultivo excelente para que microbios la degraden. Dependiendo de la estabilización que se lleve a cabo podremos tener unas leches de duración muy limitadas y que necesitan refrigeración (pasteurizadas) o leches esterilizadas, de duración extendida y que no necesitan refrigeración.

En el caso de los zumos ocurre lo siguiente: dependiendo del origen de los zumos (véase, zumos de manzana o de naranja), éstos pueden contener diferentes especies de microorganismos, con lo que hay que reducir la concentración de éstos mediante la pasteurización (70-95 ºC durante 15-30 segundos). En el caso de los zumos, lo que se suele llevar a cabo es un tratamiento térmico del zumo, esterilización del material del envase y finalmente, envasado en condiciones estériles. Esto conlleva a una degradación de sus propiedades organolépticas, con lo que también es posible realizar otro tipo de tratamientos.

Por otro lado, hay determinados productos a los que hay que hacer un tratamiento u otro; por ejemplo en el caso de las aceitunas. En las aceitunas verdes, hay dos sistemas principales de conservación:

1. Mediante características químicas:
pH‹3’3, sal ›5%

2. Por pasteurización.

En cambio, en el caso de las aceitunas negras, la etapa más importante en su elaboración, es la etapa de esterilización. En este caso no basta con pasteurizar, ya que en este caso, el proceso de elaboración no conlleva unas etapas claves para la eliminación de microorganismos como son la acidificación o la fermentación.
Es decir, según qué alimento estemos tratando y según la relación calidad-vida útil del alimento que deseemos, emplearemos una técnica u otra.


(1) El Código Alimentario es la legislación que define las condiciones que han de reunir los alimentos destinados al consumo humano.
(2) Cuando hablamos de formas vegetativas nos estamos refiriendo a los microorganismos que pueda contener un alimento básicamente; véase, por ejemplo, bacterias, mohos, levaduras.
(3) Cuando hablamos de microorganismos o agentes patógenos nos referimos a aquellos microorganismos que causan enfermedades a personas, animales y plantas.
(4) En definitiva, que con la aplicación de esta técnica se puede aumentar la vida útil de los alimentos varios días, dependiendo del alimento en cuestión, hasta varios meses. Pero, como mínimo tienen un período de duración de más de 48h, siempre y cuando la temperatura sea la adecuada.

Descubre en video el increible pasteurizador de Juvasa.

Buenos días a tod@s,

Sabemos que hay muchos de vosotros que, en este mes de septiembre, tienen planificado la preparación de mermeladas, conservas de tomates y otras delicias caseras. Y la etapa de la pasteurización sera inevitable. ¿ A caso no os gustaría poder pasteurizar todos vuestro botes en una sola vez, sin tener que preocuparos de apagar el fuego en el momento adecuado?

¡Si, claro que si!

Entonces nuestro Pasteurizador os interesara. Os dejamos aquí un vídeo de presentación de esta increíble olla en acero inoxidable de 30 litro de capacidad, equipada de termostato y temporizador.  Se acabó el estrés de la pasteurizanción, ahora os quedareis con mas tiempo para inventar nuevas receta y disfrutarlas!

¡Esperemos que el vídeo os sea útil!

¡Hasta pronto!

A cada producto su envase y a cada conserva su nombre!

Mermelada, confitura, jalea y … marmalade son palabras a menudo usadas como sinónimos pero que definen sabores, texturas y recetas distintas. Cuál es la diferencia entre estas recetas y cuáles son sus usos en la cocina?

En nuestro paréntesis estival sobre conservas de frutas y verduras queremos añadir unas curiosidades lexicales sobre diferentes términos: mermelada, confitura, jalea y marmelade.
Solemos usarlas como sinónimos cuando en realidad lo que comparten son los ingredientes: frutas y azúcar, si bien el tratamiento y la proporción de los ingredientes permite obtener resultados distintos para los usos y paladares más variados.

Sabias que …

cuando estás comiendo una mermelada de limones en realidad no comes una mermelada? No! Se trata de una MAR-MA-LA-DE, sí, igual que en inglés: una mermelada de cítrico.
La legislación Europea y Española recoge su definición, en el Real Decreto 670/1990, del 25 de mayo , se define la marmalade como “La mezcla, con la consistencia gelificada apro¬piada, de azúcares y de uno o más de los productos siguientes, obtenidos a partir de agrios: pulpa, puré, zumo, extractos acuosos o pieles”.

Y ya que estamos, descubrimos que lo obvio no lo es…

La mermelada es un producto preparado por cocción de frutas enteras, troceadas, trituradas o tamizadas a la que se han incorporado azúcares hasta conseguir un producto semilíquido o espeso. Tiene que contener un mínimo de fruta del 30% respecto al peso de producto acabado.
Tras la mezcla de los ingredientes, se somete a una cocción prolongada, hasta quedar reducido a puré con algunos trocitos de fruta. Lo habitual es que incorpore más de un 50% de fruta por lo que en la etiqueta se encuentra, por ejemplo, “elaborado con 50 gramos de fruta por 100 gramos”.

La confitura, a diferencia de la mermelada, es una mezcla de consistencia gelatinosa, elaborada con azúcares, pulpa o puré de la fruta y agua.
La cantidad mínima de fruta que debe contener es del 35%, y si el contenido es igual o superior al 45%, puede calificarse como confitura “extra”.

Las diferencias esenciales entre ambos productos están en la consistencia y el contenido de azúcar. Dicho a grandes rasgos, las confituras tienen una consistencia más gelatinosa y suelen incorporar más azúcar. Cuando sacamos una mermelada del frasco podemos apreciar que se trata de un producto más semilíquido.

Las jaleas, a diferencia de las mermeladas y de la confitura, no se preparan con frutas enteras o troceadas, sino que se elaboran a partir del zumo de las frutas. El contenido de azúcar estipulado es similar al que se establece para las confituras y su textura es la de una gelatina transparente.

…y para terminar a cada producto su envase. Busca el tuyo!

Este sitio web usa cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y recoger información sobre su navegación.
Si pulsa "aceptar" o continua navegando consideraremos que admite el uso e instalación en su equipo o dispositivo.
Encontrará más información en nuestra Política de cookies.