Blog

Tarros de Vidrio

Afirmar que los tarros de vidrio son el sistema de almacenamiento del futuro no es, ni mucho menos, una idea descabellada. Es un material resistente, imperecedero -no se deteriora como otros materiales dedicados al almacenamiento-, respetuoso con su contenido, se presta a todos los procesos de innovación y diseño imaginables, y además es reciclable al 100%.

En Juvasa.com contamos con una gran variedad de modelos, tamaños y formas que buscan siempre adaptarse a las necesidades de nuestros clientes. La versatilidad de estos envases permite, en definitiva, garantizar la personalización de la marca gracias a formatos originales y la revalorización del producto debido a su transparencia. 

¿Por qué los tarros de vidrio son el mejor envase en alimentación?

Envasar los alimentos en  botes de cristal es una de las mejores técnicas para conservar más tiempo la calidad de los preparados y limitar el uso de aditivos y conservantes. La versatilidad de este material lo hace perfecto para productos fríos y calientes, y también para procesos de esterilización y pasteurización.

Podemos diferenciar varias partes importantes en la anatomía de los tarros: La boca, el cuello, el hombro, el fondo y la picadura. La conjunción de todos estos elementos permite jugar con el diseño, dando como resultado envases elegantes y duraderos.

Pero si hay una ventaja que destaca frente a las demás es la eficacia a la hora de preservar el contenido original sin alterarlo. Es inerte al contacto con los alimentos, lo que permite su conservación sin modificar el sabor, el olor o la composición. Esto es debido a que el vidrio evita el proceso denominado “migración” de aditivos y monómeros, qué si suele darse en los envases de plástico.

¿Qué es lo más importante que hay que tener en cuenta a la hora de comprar botes de cristal?

Antes de decidir que tarros de vidrio comprar, hay que tener en cuenta las características más importantes que componen su anatomía: su forma, el sistema de cierre, la boca y el tamaño (que determina la capacidad del envase).

Dependiendo del uso que le demos al tarro, podemos encontrar un amplio abanico de formas. Comenzar hablando del denominado B212 o del Basic es hacer referencia a un diseño funcional perfecto para productos gourmet. ¿Un punto fuerte a su favor? Estos modelos tienen tapas de “falda ancha”, muy utilizadas por las empresas para potenciar su imagen.

Para salsas, queso en aceite e incluso dulces, nada mejor que los tarros de cristal Quadro Firenze o Square, que como su mismo nombre indica, destacan por su forma cuadrada y compacta.

Por otro lado, las facetas de su cuerpo, hacen del tarro Corinto 580 el sistema de almacenamiento idóneo para mermeladas y confituras. Claro… que si lo que buscas es un envase cómodo y accesible, fácil de limpiar y de líneas sencillas sin duda nuestro modelo Marinate, Siroco o nuestros botes STD (estándar) son adecuados para todo tipo de salsas y envasados.

¿Estás buscando tarros para envasar miel?

Entonces has acudido al lugar indicado. En Juvasa.com contamos con una amplia gama de tarros de vidrio específicos para el envasado de miel. Contamos con el modelo Miel de 4 celdillas y el bote STD, ambos disponibles en varias capacidades. Otros modelos muy utilizados para este producto son el A370, que llegan a contener hasta 1/2kg, y el V720 con capacidad de hasta 1kg de miel.

En nuestro catálogo online -en Juvasa.com- podemos encontrar el cierre Twist-off (funciona como un sistema de rosca) que cuenta con dos tipos de tapas según el proceso de conserva al que vayamos a someter los alimentos: tapas de pasteurización y tapas de esterilización.  Pero, ¿cuál es la diferencia que hay entre ambas?  

  • Las tapas de pasteurización resisten temperaturas de hasta 90°C, lo que también llamamos “baño maría”.  Los tarros con este sistema de cierre son perfectos para mermelada, tomate frito o pisto por ejemplo.


  • Las tapas esterilización aguantan  temperaturas de hasta 115/120°C, haciendo del tarro el envase idóneo para introducirlo en la olla express , la olla a presión  y el autoclave. El paté y las conservas de carne y de pescado quedarán completamente protegidas en botes con este tipo de tapa.

El tamaño de los tarros, oscilan entre los más pequeños de 31 ml (1 onza) y 65 ml (2 onzas), perfecto para envasar mermelada, caviar o paté; y los de 1000 ml y 4000 ml muy usado para almacenar golosinas o encurtidos como las aceitunas gordales.

¿Conoces nuestros Pasteurizadores?

Dentro de nuestro catálogo de tarros de vidrio, puedes encontrar dos herramientas muy útiles que facilitan la labor de hacer conservas a mayor escala:

Además de facilitar la labor de preparar tus conservas y ahorrar tiempo, utilizando nuestros pasteurizadores conseguirás mantener todas las propiedades del envasado añadiendo un toque gourmet inconfundible. Si tenéis dudas sobre el funcionamiento, no dudéis en ver nuestro vídeo explicativo.

¿Ya has decidido cuál es el modelo perfecto para ti?

Sabemos que será una decisión difícil, pero no olvidéis que en nuestro catálogo encontrarás tarros de vidrio con las cualidades que estás buscando. Disfruta de todas las ventajas de los envases de cristal, reunidos en una gran variedad de tamaños y formas.  

Este sitio web usa cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y recoger información sobre su navegación.
Si pulsa "aceptar" o continua navegando consideraremos que admite el uso e instalación en su equipo o dispositivo.
Encontrará más información en nuestra Política de cookies.