Blog: El rincón del técnico

Factores que afectan al desarrollo de microorganismos en los alimentos

¿Por qué los alimentos se nos estropean? ¿Qué condiciones son las adecuadas para que un alimento nos dure más? Estas y otras muchas preguntas más nos las hacemos a diario.

Para poder responder a estas preguntas, en este artículos vamos a dar una visión sobre cuáles son los factores que afectan al crecimiento de microorganismos en los alimentos.

Lo primero que debemos saber es, ¿qué es un microorganismo? Los microorganismos son seres tan pequeños cuyos individuos sólo pueden verse al microscopio. Los microorganismos se encuentran en todas partes: en las personas, alimentos, animales, suelo, agua, aire, plantas, ropa, etc.

Pues bien, dentro de este grupo, los de mayor interés son los que se denominan microbios y, los tipos más frecuentes (dentro del ámbito alimentarios) son: bacterias y hongos ( levaduras y mohos). Muchos de ellos son perjudiciales (microorganismos patógenos), pero algunos se utilizan para elaborar alimentos (vino, cerveza, yogur, pan…).

¿Cuál es la importancia de estos microorganismos?

-      Como sabemos, la principal consecuencia de que un alimento sea atacado por un microorganismo, es que éste se modifica; los microorganismos deterioran los alimentos.

-      Además, al desarrollarse sobre él lo pueden volver tóxico.


Ahora bien, ¿cuáles son los requisitos para que estos microorganismos crezcan en determinados sitios?


  • Alimentos.

Los microorganismos necesitan nutrientes para crecer, especí­ficamente proteínas y carbohidratos.

Aunque hay que decir que, cada microorganismo tiene unas necesidades nutricionales específicas, existiendo especies que por ser poco exigentes pueden crecer sobre una gran variedad de substratos y otras, por el contrario, precisan vitaminas, aminoácidos, etc. para poder crecer y desarrollarse.


  • Humedad.

La mayor parte de los microorganismos necesitan agua para crecer.

El ataque de los microorganismos es la principal causa de deterioro y su crecimiento está ligado a la cantidad de agua que contiene el alimento.

La actividad de agua (aw) es la cantidad de agua libre en el alimento, es decir, el agua disponible en el alimento para el crecimiento de microorganismos. Tiene un valor máximo de 1 y un valor mínimo de 0. Cuanto menor sea este valor, mejor se conservará el producto. La actividad de agua está relacionada con la textura de los alimentos: a una mayor actividad, la textura es mucho más jugosa y tierna; sin embargo, el producto se altera de forma más fácil y se debe tener más cuidado.

En general, las bacterias necesitan más actividad de agua para desarrollarse que las levaduras y que los mohos.


  • Acidez (pH)

Cada especie crece en un rango determinado de pH y tiene un pH óptimo de crecimiento. Según el pH óptimo, los microorganismos pueden clasificarse en:

- Ácidófilos

Rango aproximado de crecimiento entre 0-5,5 de pH.

- Neutrófilos

Rango aproximado entre 5’5-8.

- Alcalófilos

Rango aproximado entre 8-11’5.

Todos los microbios tienen un pH mínimo y máximo de desarrollo. Una manera de frenar su desarrollo es subirlo o bajarlo.

En general, las bacterias son aquellas que crecen mejor a pH próximos a la neutralidad; sin embargo, la mayoría de las levaduras crecen a pH más ácidos (entre 4,0 y 4,5). Por otra parte, los mohos se desarrollan en un intervalo de pH más amplio, por eso los vemos en la mayoría de los alimentos.


  • Temperatura.

La mayoría de los microorganismos crecen a temperaturas entre los 5ºC y los 60ºC.

Cada microbio se desarrolla únicamente entre una temperatura mínima y otra máxima, situándose la temperatura óptima de crecimiento (aquella a la cual la velocidad de crecimiento es mayor) próxima a la máxima.

Los microbios se clasifican en “psicrófilos”, aquellos que tienen temperaturas óptimas en torno a 15ºC; “mesófilos”, temperaturas óptimas entre 20-40 ºC y termófilos, temperaturas óptimas alrededor de 55ºC.


  • Oxígeno.

No todos los microorganismos necesitan oxígeno, sin embargo, muchos otros lo requieren.


  • Tiempo.

Los microorganismos necesitan estar durante algún tiempo en condiciones óptimas para crecer.


Estos son los factores a tener en cuenta a la hora de elaborar un alimento. Ya, dependiendo del alimento en cuestión, tendremos unos más en cuenta que otros, sobre todo para ver qué técnica de estabilización nos conviene más aplicar a nuestro producto.

4 de diciembre de 2013 · Publicado en

conservacion contaminación microorganismos


Este sitio web usa cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y recoger información sobre su navegación.
Si pulsa "aceptar" o continua navegando consideraremos que admite el uso e instalación en su equipo o dispositivo.
Encontrará más información en nuestra Política de cookies.