Blog: El rincón del técnico

El producto de la primavera, el espárrago

Los espárragos verdes o trigueros son el producto de temporada. Desde mediados de marzo hasta mediados de abril los espárragos verdes se encuentran en el mejor momento para su consumo. Además, está llegando el buen tiempo y con él las miles de dietas para lucir buen tipo en verano. Pues queremos deciros que el espárrago ¡es uno de los productos estrella de algunas de las dietas más seguidas! Gracias a su bajo contenido en hidratos de carbono su aporte calórico es mínimo, con lo que el espárrago es un alimento idóneo para las dietas.

Pero, además de ser ideal como producto dietético, contiene unas importantes propiedades que hacen que el consumo de este producto sea muy beneficioso. Entre algunas de sus propiedades se encuentran tales como:

- Alto contenido de sustancias con acción antioxidante.

- Acción diurética. El espárrago es rico en potasio y pobre en sodio lo cual ayuda a favorecer la eliminación del exceso de líquidos del organismo.

- Favorece el tránsito intestinal debido a su alto contenido en fibra.

Pues bien, supongo que todos habréis tomado alguna vez unos deliciosos espárragos verdes, bien asados, a la parrilla o a la plancha, pero ¿habéis probado a tomarlos encurtidos? Si aún no los habéis probado, probad a hacerlo, ¡veréis como os sorprenderán! En el artículo de hoy os dejamos con una estupenda receta de cómo hacerlo, esperamos la disfrutéis.

Como habéis ido viendo en los anteriores artículos, las recetas que os mostramos de los encurtidos no son nada difíciles de hacer; pues las conservas de espárragos encurtidos tampoco lo son. De hecho tan solo necesitáis unos buenos espárragos, sal, vinagre, agua y las especias que queráis añadir.

? Pasos a seguir:

  1. Selección de espárragos. Este paso es el fundamental de esta elaboración ya que si no se eligen los espárragos adecuados, el resultado no será el esperado. Se necesitan espárragos firmes y frescos y evita los que no sean rectos o los que tengan manchas.
  2. Una vez tengamos los espárragos, el siguiente paso es el lavado con agua fría, usando tus manos o algún cepillo que uséis para limpiar vuestras verduras.
  3. Cortar los extremos inferiores para que quepan verticalmente en los tarros de vidrio que hayáis elegido. Dejar un espacio de un poco menos de media pulgada (1,25cm) en la parte superior de cada frasco. Si es necesario, recortar los espárragos para asegurar el ajuste apropiado.
  4. Preparar los recipientes y las tapas. Como hemos comentado anteriormente, lo ideal es usar tarros de vidrios para hacer nuestras conservas. En nuestro catálogo de productos podréis encontrar una amplia gama de envases de vidrio que podréis utilizar para vuestros encurtidos. Una vez tengáis los tarros y las tapas una vez más os hacemos hincapié en la importancia de esterilizarlos previamente a usarlos. Para ello solo tenéis que poner los frascos en una olla con agua hirviendo durante 10 minutos, y las tapas en una olla pequeña de agua hirviendo durante 5 minutos.
  5. Una vez tengamos los tarros de vidrios limpios y esterilizados, el siguiente paso será colocar el conjunto de espárragos en los frascos.
  6. Hacer el líquido de gobierno. Hervir a partes iguales vinagre blanco y agua en una cacerola. Llevar a ebullición y dejar hervir durante unos minutos a fuego lento. Condimentar el líquido al gusto, ya sea con ajos, pimientos, sal o incluso añadiendo azúcar si preferís.
  7. Una vez los espárragos estén en los tarros y la solución de vinagre lista, verter ésta en los recipientes en caliente dejando, como siempre, el espacio de cabeza adecuado (Los espárragos deben quedar completamente cubiertos). Tapar.
  8. El último paso es el de pasteurizar. Éste paso es importante que se realice correctamente ya que, debido a que los espárragos no han pasado por ningún tipo de fermentación previa, pueden tener carga microbiana, con lo que debe ser eliminada. Ésta se elimina mediante la pasteurización. Como sabéis, en Juvasa disponemos de un pasteurizador para llevar a cabo este tipo de procesos.
  9. Una vez pasado el tiempo de pasteurización podremos sacar nuestros tarros y ¡ya tendremos listos nuestros espárragos!

Dejar reposar los tarros de espárragos de 12 a 24 horas después de procesarlos. Para saber si se han procesado correctamente presionar el centro de las tapas. Si oís un ruido, no están bien cerrados y no se pueden almacenar. Si, por el contrario, los frascos están bien cerrados pueden almacenarse durante hasta 12 meses. Pueden consumirse casi inmediatamente pero están mejor si se refrigeran de tres a cinco días.

24 de abril de 2014 · Publicado en Recetas de Conservas

receta vidrio tarros cristal botes alimentación comida espárrago primavera tapas


Este sitio web usa cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y recoger información sobre su navegación.
Si pulsa "aceptar" o continua navegando consideraremos que admite el uso e instalación en su equipo o dispositivo.
Encontrará más información en nuestra Política de cookies.