Blog: El rincón del técnico

A las ricas cebollitas encurtidas

¡Hola a todos! ¿Habéis puesto en marcha ya alguna de nuestras recetas o consejos sobre los encurtidos? ¿Qué tal os están saliendo? Esperemos que se os esté dando bien, ya que los encurtidos son muy fáciles de realizar. Hoy os traemos una nueva receta facilísima y con unos resultados excelentes: cebollitas encurtidas.

Si aún no os habéis puesto a hacer vuestras propias conservas en vinagre, las cebollas son una excelente forma para empezar. Veréis como su elaboración es rápida, fácil y nada costosa y, lo mejor de todo, es que obtendréis unos resultados excelentes y podréis acompañar vuestros platos con un toque diferente. Las cebollitas encurtidas son ideales para platos como sándwiches, hamburguesas, ensaladas, nachos, etc.


Como en anteriores artículos, hemos visto que hay múltiples variaciones a la hora de preparar los encurtidos. Hoy os daremos una visión más o menos amplia de las diversas recetas que existen y finalizaremos con alguna receta concreta.

Pues bien, ¡manos a la obra!

- Normalmente, las cebollas encurtidas se preparan con cebollas rojas, ya que el resultado que obtenemos es un producto de color rosa nítido, con textura crujiente e ideal para cualquier plato, pero en ocasiones también se pueden usar cebollas blancas o amarillas. Las que normalmente se usan para encurtir son las cebollitas o cebollines.  Dependiendo de si utilizamos cebollas rojas o blancas su preparación puede variar un poco, ya que en el caso de las cebollas blancas es necesario blanquearlas antes de envasarlas, y las rojas no.

- Una vez escogidas las cebollas, éstas no deben tener manchas o golpes y deben ser pequeñas y cortadas en finas rodajas.

- En el caso de las cebollas rojas lo que haremos a continuación será hacer una rápida salmuera. Se trata de colocar las cebollas en un recipiente y añadirles la sal y el agua hasta que el agua cubra las cebollas completamente. Dejar la cebolla en remojo durante al menos 4 horas, pero hasta 24 horas como máximo.

Si estamos usando cebollitas lo que tenemos que hacer es blanquearlas. Es decir, tomar una cacerola con agua y sal, llevar a ebullición y colocar las cebollitas.

- Una vez pasado este tiempo, escurrir, enjuagar con agua fría y pasar las cebollas a tarros de vidrio previamente esterilizados. Es importante esterilizar los frascos y las tapas a usar para evitar la formación de moho.

- En otra cacerola pondremos agua, sal, vinagre y jugo de limón (si les gusta). Hay quienes también añaden un poco de azúcar para darle un toque dulce al encurtido. Como en anteriores ocasiones, es opcional el uso de algunas especias para darle un sabor diferente, tales como, palitos de canela, clavo, ajo entero, hojas de laurel o semillas de comino (entre otros). La mezcla se pone a calentar a fuego lento y se cocina durante unos 10 minutos.

- Luego, la mezcla en caliente se echa en los tarros de vidrio y se cierran.

- Guardar en el refrigerador durante dos semanas. Pueden almacenar estas cebollas en la nevera durante un máximo de 6 meses, o bien, poner los tarros de vidrio en una olla al baño María durante 20 minutos para un almacenamiento más prolongado.


Ya que en nuestro país se utilizan más la cebollitas que las cebollas rojas, vamos a daros una receta para este tipo de cebollas.

Receta:

● Ingredientes:

500 g de cebollitas

Litro y medio de agua (para el blanqueo)

2 cucharadas de sal gorda

Agua y vinagre (Las cantidades a usar de agua y vinagre para hacer el líquido de cobertura dependerán de la cantidad de tarros que vayamos a utilizar)

(Azúcar al gusto)

(Jugo de limón)

  • Coger las cebollitas y lavarlas con agua fría.
  • Echar el litro y medio de agua en una cacerola, añadirle la sal y llevar a ebullición. Justo antes de que rompa a hervir, añadir las cebollitas. Dejarlas en ebullición hasta que estén tiernas, pero sin que pierdan la consistencia (más o menos, 5 minutos).
  • Escurrirlas y envasarlas en frascos de vidrio previamente esterilizados. Tapar y hacer la mezcla de vinagre.
  • En una olla pequeña, añadir el vinagre, el agua y las especias que deseemos. Llevar a ebullición y cocinar lentamente durante unos 10 minutos.
  • Una vez lista la mezcla, rellenar los tarros de vidrio con ésta y tapar nuevamente.
  • De esta forma ya tenemos listas nuestras cebollitas. Pero recordar que siempre podemos pasteurizar para tener un producto más duradero.

17 de abril de 2014 · Publicado en Recetas de Conservas

receta vidrio tarros cristal botes alimentación saludable encurtido cebolla cebolleta


Este sitio web usa cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y recoger información sobre su navegación.
Si pulsa "aceptar" o continua navegando consideraremos que admite el uso e instalación en su equipo o dispositivo.
Encontrará más información en nuestra Política de cookies.