Juvasa
 

Por fin la máquina taponadora pilfer para botellas de aceite y vinagre

Juvasa pone a nuestra disposición una nueva máquina taponadora Pilfer, con la que podremos utilizar una amplia gama de tapones pilfer 31.5×24 ó 31.5×44 de aceite existentes en el mercado para nuestras botellas de aceite y vinagre.
Ya era hora de que pudiéramos elegir para nuestro aceite y vinagre favorito un envase de cristal a medida que pudiéramos cerrar nosotros mismos, con un tapón que hasta ahora colocarlo era tarea de sólo unos pocos, como las almazaras.

maquina cerradora pilfer

 

Presentación en detalle de la máquina

Por fin una máquina cerradora fácil y rápida para las pequeñas producciones de aceite. Juvasa presenta una herramienta que satisface con eficacia y sencillez la demanda de los pequeños envasadores que necesitan una taponadora versátil para poder cerrar de forma profesional sus botellas de aceite y vinagre.

Se trata de un equipo competitivo de alta calidad, en acero inoxidable y fabricado en Europa, cuyo funcionamiento es muy sencillo. A continuación os detallamos sus componentes:

 

 

Descripción parte delantera:

La máquina cuenta con un botón verde de puesta en marcha y un botón rojo de apagado de emergencia. La palanca que se encuentra en el lateral permitirá bajar el cabezal hasta la botella con el tapón colocado. En su parte inferior frontal cuenta con una placa posicionadora que regularemos en función de la anchura de la botella, para poder dejar centrada la botella respecto al cabezal.

máquina taponadora pilfer

 

Parte trasera

La máquina cuenta en su parte trasera con una tapa de fácil apertura donde posicionaremos la altura del cabezal mediante la selección de los agujeros más adecuados para nuestra botella, de forma que el sensor que mueve las rulinas no esté a una distancia de más de 29 mm de la botella con el tapón colocado.
Gracias a estos mecanismos conseguiremos adaptar de forma rápida y sencilla nuestra máquina para utilizar el modelo y tamaño del envase que deseemos.

parte trasera maquina taponadora pilfer

Características Técnicas:

Material de fabricación……………..Acero inoxidable
Ancho……………………………………….320 mm.
Longitud……………………………………250 mm.
Altura………………………………………..780 mm.
Peso………………………………………….22 kg.
Tornillería…………………………………Acero galvanizado/Acero inox.
Producción horaria…………………….Aprox.300/400 botellas/hora
Alimentación…………………………….230 V.
Velocidad rotación…………………..…97 rpm.
Potencia…………………………………….0,52 Kw.
Relación de reducción…………………1:105
Tipo de reductor………………………….Reductor engranaje

 

¿ Como funciona ?

Para cada botella nueva en altura y diámetro, tenemos que:
• ajustar la altura del cabezal seleccionando los agujeros más adecuados, que tenemos en la parte trasera, para nuestra botella.
• ajustar el centrado de la botella respecto al cabezal en función de la anchura.

Seguidamente podemos empezar a taponar siguiendo los siguientes pasos:

1. situamos la botella en la placa posicionadora con el tapón colocado e insertado a fondo.
2. presionamos el botón verde para poner en marcha el cabezal y al mismo tiempo accionamos la palanca situada en el lateral, de esta forma conseguiremos que el cabezal baje y realice el enroscado y precintado del tapón a rosca.

 

 ¿Qúe tapones tenemos que elegir para poder cerrar nuestra botella de vidrio con esta máquina?

Los tapones que debemos utilizar para cerrar cualquier botella de vidrio con boca rosca 31.5×24 son los tapones pilfer para aceite 31.5×24 lisos o tapones pilfer para aceite 31.5×44 de falda larga, con cualquier tipo de vertedor interior incluidos los vertedores irrellenables, tan de moda hoy en día en el mercado. Accediendo también a tapones en numerosos colores. Gracias a esta máquina, su botella quedará perfectamente cerrada.

Cabe destacar que no se podrán utilizar para cerrar con esta máquina los tapones pre enroscados, también conocidos como prefiletados, que solo se pueden utilizar con la agrafadora A315 de Juvasa. Los tapones deben ser lisos.

tapones pre-enroscado de 31.5x24 y pilfer lisos de 31.5x24 y 31.5x44

 

 ¿Qúe tipo de botella elegiremos para cerrar?

Para una correcta utilización de la taponadora, también conocida como cerradora, elegiremos botellas de vidrio con boca rosca 31.5×24 de aceite de cualquier tipo de modelo y tamaño.

Por lo tanto,debemos saber que a partir de aquí, se abre un amplio abanico de posibilidades para conseguir que nuestro producto destaque no sólo por su olor, sabor,..sino también por su apariencia una vez envasado. Es todo un lujo presentar un aceite y vinagre al mercado en una botella de vidrio con un amplio surtido de colores a elegir en tapones de rosca sin la necesidad de depender de terceros para su envasado.

¡¡¡ Pronto a la venta en nuestra página web !!!

 

 

Dos nuevos Pasteurizadores de conservas al alcance de todos

Juvasa pone a tu alcance dos tipos de ollas donde podrás pasteurizar de una sola vez un gran número de envases de una forma fácil, rápida y limpia. El pasteurizador de 29 Litros esmaltado con tapadera de plástico y el pasteurizador de 30 litros de acero inoxidable con grifo en acero inox, hecho para durar.
Toda conserva casera de alta calidad y longevidad se basa en una buena receta, en ingredientes frescos y en el uso de utensilios apropiados que faciliten el día a día aportando rapidez, eficacia y el toque gourmet que tanto nos gusta.

PASTEURIZADOR Y TARROS

 

¿OLLA PASTEURIZADOR O BAÑO MARÍA TRADICIONAL?

 

Las ollas Pasteurizador de amplia capacidad interna permiten realizar el vacío a un gran número de tarros de conserva de una sola vez, ahorrando así tiempo, sin tener que envasar en varias tandas durante muchas horas o incluso días.

-          Ahorras energía

-          Ahorras agua

-          Ganas tiempo

Con sólo introducir los tarros en el Pasteurizador, añadir agua y programar el tiempo junto con la temperatura, obtendrás los tarros envasados en poco tiempo. Disponemos de dos nuevos modelos de Pasteurizadores: uno de 29 Litros  en esmalte y con tapadera de plástico y otro de 30 Litros en Acero inoxidable 18/10 con grifo en acero inox para fácil vaciado.

 

PASTEURIZADOR ESMALTADO DE 29 LITROS       

 

 

PASTEURIZADOR ESMALTE

 

 

CAPACIDAD:

MATERIAL:

TAPADERA:

GRIFO:  

TERMOSTATO:    

TEMPORIZADOR:

REJILLA:                

ASAS:

CABLE:  

RESISTENCIA:

29 Litros

Dos capas de esmalte de alta calidad con borde cromado

Tapadera de plástico que protege de la salida del agua

Sin grifo

Termostato variable desde 30ºC hasta el punto de ebullición

Temporizador de dos posiciones automático o continuo.

Rejilla protectora, evita el choque de los tarros con la olla. Apta para lavavajillas

Asas que aportan fácil manejo.

Cable enrollable recogido

2000 Vatios 230 V AC / Sistema de calentamiento de alta eficiencia

 

 

PASTEURIZADOR DE ACERO INOXIDABLE 30 LITROS

 

 

PASTEURIZADOR ACERO INOX

 

CAPACIDAD:

MATERIAL:

TAPADERA:

GRIFO:  

TERMOSTATO:    

TEMPORIZADOR:

REJILLA:                

ASAS:

CABLE:  

RESISTENCIA:

30 Litros

Acero Inoxidable de 18/10

Tapadera de ACERO INOXIDABLE 18/10 que protege de la salida del agua

Con resistente grifo en acero inoxidable

Termostato variable desde 30ºC hasta el punto de ebullición

Temporizador de dos posiciones automático o continuo

Rejilla protectora, evita el choque de los tarros con la olla. Apta para lavavajillas

Asas que aportan fácil manejo

Cable enrollable recogido

1800 Vatios 230 V AC / Sistema de calentamiento de alta eficiencia

 

¡Mira el video del primer Pasteurizador de Juvasa!

 

¡¡¡Pasteuriza tus alimentos de una sola vez y asegúrate de que tus conservas guarden perfectamente sus propiedades y su valor nutricional!!!

 

 

Zanahoria, te meto en el bote!

¡Hola a todos! Después del gran repaso que hemos hecho en el mundo de los encurtidos, hemos decidido finalizar el tema con un último artículo sobre las zanahorias encurtidas.

Como suponemos, ya seréis unos expertos en la materia y seguro que no os costará ningún trabajo poder hacer vuestras propias zanahorias encurtidas. Por si no lo sabéis, la zanahoria es una hortaliza con múltiples beneficios para la salud que, además, podéis tomar cruda, hervida, cocinada con otros alimentos… y ahora también ¡encurtida! Si sois unos amantes de los encurtidos y os gusta la cocina, no dudéis en llevar a cabo esta estupenda receta.

Esta no es una nueva receta que digamos, simplemente tenéis que aplicar lo llevado a cabo en los anteriores artículos. Como siempre, los ingredientes necesarios son: zanahorias, agua, sal, vinagre y las especias a elegir. No solemos daros una receta estricta a seguir porque en la variedad está el gusto y es mejor que las hagáis en función de vuestros propios gustos y conforme las vayáis probando ir modificando los ingredientes a utilizar.

 

◦ Pasos a seguir:

  1. Tomar las zanahorias elegidas y pelarlas.
  2. Cortar las zanahorias a lo largo, con un tamaño más o menos del dedo anular (dependerá también del tarro de vidrio que vayamos a usar)
  3. Elegir los recipientes de vidrio y las tapas. Como siempre decimos, esterilizarlos antes de usarlos.
  4. Una vez tengamos los tarros listos, tomar una cacerola y llenarla con agua salada. Poner a calentar y cuando el agua esté en ebullición añadir las zanahorias ya cortadas. Cocinar por un minuto.
  5. Pasado este tiempo, enjuagar bien con agua fría y escurrir.
  6. Colocamos las zanahorias en los tarros de vidrio previamente esterilizados.
  7. Por otro lado tomamos agua, vinagre y las especias que deseemos. Lo ponemos todo en otra cacerola y lo llevamos hasta ebullición y dejamos cocinando a fuego lento durante unos cinco minutos.
  8. Después, tomamos la mezcla (en caliente) y rellenamos los tarros con esta mezcla. Tapamos y ¡ya tenemos nuestras zanahorias encurtidas!

Como siempre, recomendamos dejar reposar en un sitio fresco durante un tiempo antes de su consumo.

Bueno, pues hasta aquí nuestro apartado sobre los encurtidos. Como siempre, para cualquier duda o pregunta sobre las recetas o qué envases es mejor usar, aquí estamos.

30 abril, 2014 · Publicado en El Rincón del Tecnico | Escribir un comentario

+ El producto de la primavera, el espárrago +

Los espárragos verdes o trigueros son el producto de temporada. Desde mediados de marzo hasta mediados de abril los espárragos verdes se encuentran en el mejor momento para su consumo. Además, está llegando el buen tiempo y con él las miles de dietas para lucir buen tipo en verano. Pues queremos deciros que el espárrago ¡es uno de los productos estrella de algunas de las dietas más seguidas! Gracias a su bajo contenido en hidratos de carbono su aporte calórico es mínimo, con lo que el espárrago es un alimento idóneo para las dietas.

Pero, además de ser ideal como producto dietético, contiene unas importantes propiedades que hacen que el consumo de este producto sea muy beneficioso. Entre algunas de sus propiedades se encuentran tales como:

- Alto contenido de sustancias con acción antioxidante.

- Acción diurética. El espárrago es rico en potasio y pobre en sodio lo cual ayuda a favorecer la eliminación del exceso de líquidos del organismo.

- Favorece el tránsito intestinal debido a su alto contenido en fibra.

Pues bien, supongo que todos habréis tomado alguna vez unos deliciosos espárragos verdes, bien asados, a la parrilla o a la plancha, pero ¿habéis probado a tomarlos encurtidos? Si aún no los habéis probado, probad a hacerlo, ¡veréis como os sorprenderán! En el artículo de hoy os dejamos con una estupenda receta de cómo hacerlo, esperamos la disfrutéis.

Como habéis ido viendo en los anteriores artículos, las recetas que os mostramos de los encurtidos no son nada difíciles de hacer; pues las conservas de espárragos encurtidos tampoco lo son. De hecho tan solo necesitáis unos buenos espárragos, sal, vinagre, agua y las especias que queráis añadir.

◦ Pasos a seguir:

  1. Selección de espárragos. Este paso es el fundamental de esta elaboración ya que si no se eligen los espárragos adecuados, el resultado no será el esperado. Se necesitan espárragos firmes y frescos y evita los que no sean rectos o los que tengan manchas.
  2. Una vez tengamos los espárragos, el siguiente paso es el lavado con agua fría, usando tus manos o algún cepillo que uséis para limpiar vuestras verduras.
  3. Cortar los extremos inferiores para que quepan verticalmente en los tarros de vidrio que hayáis elegido. Dejar un espacio de un poco menos de media pulgada (1,25cm) en la parte superior de cada frasco. Si es necesario, recortar los espárragos para asegurar el ajuste apropiado.
  4. Preparar los recipientes y las tapas. Como hemos comentado anteriormente, lo ideal es usar tarros de vidrios para hacer nuestras conservas. En nuestro catálogo de productos podréis encontrar una amplia gama de envases de vidrio que podréis utilizar para vuestros encurtidos. Una vez tengáis los tarros y las tapas una vez más os hacemos hincapié en la importancia de esterilizarlos previamente a usarlos. Para ello solo tenéis que poner los frascos en una olla con agua hirviendo durante 10 minutos, y las tapas en una olla pequeña de agua hirviendo durante 5 minutos.
  5. Una vez tengamos los tarros de vidrios limpios y esterilizados, el siguiente paso será colocar el conjunto de espárragos en los frascos.
  6. Hacer el líquido de gobierno. Hervir a partes iguales vinagre blanco y agua en una cacerola. Llevar a ebullición y dejar hervir durante unos minutos a fuego lento. Condimentar el líquido al gusto, ya sea con ajos, pimientos, sal o incluso añadiendo azúcar si preferís.
  7. Una vez los espárragos estén en los tarros y la solución de vinagre lista, verter ésta en los recipientes en caliente dejando, como siempre, el espacio de cabeza adecuado (Los espárragos deben quedar completamente cubiertos). Tapar.
  8. El último paso es el de pasteurizar. Éste paso es importante que se realice correctamente ya que, debido a que los espárragos no han pasado por ningún tipo de fermentación previa, pueden tener carga microbiana, con lo que debe ser eliminada. Ésta se elimina mediante la pasteurización. Como sabéis, en Juvasa disponemos de un pasteurizador para llevar a cabo este tipo de procesos.
  9. Una vez pasado el tiempo de pasteurización podremos sacar nuestros tarros y ¡ya tendremos listos nuestros espárragos!

Dejar reposar los tarros de espárragos de 12 a 24 horas después de procesarlos. Para saber si se han procesado correctamente presionar el centro de las tapas. Si oís un ruido, no están bien cerrados y no se pueden almacenar. Si, por el contrario, los frascos están bien cerrados pueden almacenarse durante hasta 12 meses. Pueden consumirse casi inmediatamente pero están mejor si se refrigeran de tres a cinco días.

24 abril, 2014 · Publicado en El Rincón del Tecnico | Escribir un comentario

+ A las ricas cebollitas encurtidas +

¡Hola a todos! ¿Habéis puesto en marcha ya alguna de nuestras recetas o consejos sobre los encurtidos? ¿Qué tal os están saliendo? Esperemos que se os esté dando bien, ya que los encurtidos son muy fáciles de realizar. Hoy os traemos una nueva receta facilísima y con unos resultados excelentes: cebollitas encurtidas.

Si aún no os habéis puesto a hacer vuestras propias conservas en vinagre, las cebollas son una excelente forma para empezar. Veréis como su elaboración es rápida, fácil y nada costosa y, lo mejor de todo, es que obtendréis unos resultados excelentes y podréis acompañar vuestros platos con un toque diferente. Las cebollitas encurtidas son ideales para platos como sándwiches, hamburguesas, ensaladas, nachos, etc.

Como en anteriores artículos, hemos visto que hay múltiples variaciones a la hora de preparar los encurtidos. Hoy os daremos una visión más o menos amplia de las diversas recetas que existen y finalizaremos con alguna receta concreta.

Pues bien, ¡manos a la obra!

- Normalmente, las cebollas encurtidas se preparan con cebollas rojas, ya que el resultado que obtenemos es un producto de color rosa nítido, con textura crujiente e ideal para cualquier plato, pero en ocasiones también se pueden usar cebollas blancas o amarillas. Las que normalmente se usan para encurtir son las cebollitas o cebollines.  Dependiendo de si utilizamos cebollas rojas o blancas su preparación puede variar un poco, ya que en el caso de las cebollas blancas es necesario blanquearlas antes de envasarlas, y las rojas no.

- Una vez escogidas las cebollas, éstas no deben tener manchas o golpes y deben ser pequeñas y cortadas en finas rodajas.

- En el caso de las cebollas rojas lo que haremos a continuación será hacer una rápida salmuera. Se trata de colocar las cebollas en un recipiente y añadirles la sal y el agua hasta que el agua cubra las cebollas completamente. Dejar la cebolla en remojo durante al menos 4 horas, pero hasta 24 horas como máximo.

Si estamos usando cebollitas lo que tenemos que hacer es blanquearlas. Es decir, tomar una cacerola con agua y sal, llevar a ebullición y colocar las cebollitas.

- Una vez pasado este tiempo, escurrir, enjuagar con agua fría y pasar las cebollas a tarros de vidrio previamente esterilizados. Es importante esterilizar los frascos y las tapas a usar para evitar la formación de moho.

- En otra cacerola pondremos agua, sal, vinagre y jugo de limón (si les gusta). Hay quienes también añaden un poco de azúcar para darle un toque dulce al encurtido. Como en anteriores ocasiones, es opcional el uso de algunas especias para darle un sabor diferente, tales como, palitos de canela, clavo, ajo entero, hojas de laurel o semillas de comino (entre otros). La mezcla se pone a calentar a fuego lento y se cocina durante unos 10 minutos.

- Luego, la mezcla en caliente se echa en los tarros de vidrio y se cierran.

- Guardar en el refrigerador durante dos semanas. Pueden almacenar estas cebollas en la nevera durante un máximo de 6 meses, o bien, poner los tarros de vidrio en una olla al baño María durante 20 minutos para un almacenamiento más prolongado.

 

Ya que en nuestro país se utilizan más la cebollitas que las cebollas rojas, vamos a daros una receta para este tipo de cebollas.

Receta:

● Ingredientes:

500 g de cebollitas

Litro y medio de agua (para el blanqueo)

2 cucharadas de sal gorda

Agua y vinagre (Las cantidades a usar de agua y vinagre para hacer el líquido de cobertura dependerán de la cantidad de tarros que vayamos a utilizar)

(Azúcar al gusto)

(Jugo de limón)

  • Coger las cebollitas y lavarlas con agua fría.
  • Echar el litro y medio de agua en una cacerola, añadirle la sal y llevar a ebullición. Justo antes de que rompa a hervir, añadir las cebollitas. Dejarlas en ebullición hasta que estén tiernas, pero sin que pierdan la consistencia (más o menos, 5 minutos).
  • Escurrirlas y envasarlas en frascos de vidrio previamente esterilizados. Tapar y hacer la mezcla de vinagre.
  • En una olla pequeña, añadir el vinagre, el agua y las especias que deseemos. Llevar a ebullición y cocinar lentamente durante unos 10 minutos.
  • Una vez lista la mezcla, rellenar los tarros de vidrio con ésta y tapar nuevamente.
  • De esta forma ya tenemos listas nuestras cebollitas. Pero recordar que siempre podemos pasteurizar para tener un producto más duradero.

17 abril, 2014 · Publicado en El Rincón del Tecnico | Escribir un comentario

+ El ajo y sus propiedades +

Hoy os traemos un interesante artículo para los amantes del ajo.

Para aquellos que les guste cocinar o, simplemente, disfrutan con la comida, no hay nada mejor que el olor de un sofrito o el sabor de unos filetes a la plancha con ajitos. Pese a que hay quienes piensan que el ajo es un alimento fuerte y que luego tiende a repetirse, las comidas no serían lo mismo sin él. Además de su importancia en la cocina, hemos de decir que el ajo es un alimento altamente beneficioso para nuestra salud.

 

El ajo tiene múltiples beneficios para nuestra salud entre los que destacan los siguientes:

  1. Uno de los usos más antiguos del ajo es como un antibiótico. El ajo mata a una amplia gama de microbios, incluidos virus, bacterias, hongos y parásitos.
  2. Protege el corazón. El ajo protege nuestro corazón contra los problemas cardiovasculares como ataques al corazón y la aterosclerosis. En el ajo se encuentran compuestos con propiedades de anti–coagulación y éstos ayudan en la prevención de la formación de coágulos de sangre en el cuerpo.
  3. Reduce el colesterol. El ajo tiene la capacidad de disminuir moderadamente los triglicéridos en la sangre y el colesterol total y reducir la formación de placa arterial.
  4. El uso diario de ajo podría reducir la frecuencia y el número de resfriados. Sus propiedades antibacterianas ayudan en el tratamiento de las irritaciones de garganta. El ajo también puede reducir la gravedad de las infecciones del tracto respiratorio superior.
  5. Diabetes. El ajo aumenta la liberación de insulina y regula los niveles de azúcar en sangre en los diabéticos.
  6. La prevención del cáncer. Se ha encontrado que el consumo diario de ajo podría ayudar para reducir el tamaño de algunos tumores cancerosos y ayuda a prevenir algunos tipos de cáncer, en particular los de los intestinos.

 

Como veis, el ajo es un alimento que todos deberíamos consumir asiduamente y mejor en fresco que cocinado. Sin embargo, el ajo tiende a estropearse. No importa donde lo guardes que acaba secándose. Debido a esto, hoy os traemos una receta de ajos encurtidos para que los podáis mantener por más tiempo conservados en tarros de vidrio.

La idea principal es muy sencilla y la podéis hacer rápida y fácilmente en vuestras casas.

● Lo primero que haremos será pelar todos los ajos. Una vez los tengamos, los clasificaremos en función de su estado.

● La etapa clave de esta preparación es el escaldado. Los ajos, así como otros encurtidos, pueden sufrir una fermentación previa a su envasado o no, y envasarse en fresco; pero todos deben de pasar antes por el tratamiento de escaldado.

Se pone una cazuela al fuego con agua. En el momento que rompa a hervir, echamos los dientes, y los dejamos cociendo durante unos 3 minutos.

● Escurrir los ajos y refrescarlos con agua fría para cortar completamente la cocción.

● Una vez hayamos escaldado los ajos, tenemos que quitarles ese sabor tan fuerte de ajo crudo. Para ello tenemos dos opciones:

1. Fermentarlos, tal y como hemos comentado otras veces mediante salmueras.

2. Tomar un cazo con agua, sal y vinagre y llevar a ebullición durante más o menos 3 minutos.

● Escoger los botes de vidrio donde vamos a envasar los ajos y, previamente, esterilizarlos. Si queréis saber cómo esterilizar los tarros debidamente, mirad en el siguiente enlace: http://www.juvasa.com/conservas/2013/07/la-forma-facil-segura-de-hacer-el-vacio-en-botes-de-cristal/

● Una vez tengamos los tarros de vidrio esterilizados, colocamos los ajos en ellos y, a continuación, vertemos nuestra mezcla de agua + sal + vinagre caliente dentro de ellos.

● Cerrar y dejar reposar al menos unas semanas en el frigorífico. En este caso, la pasteurización es opcional, pero siempre recomendable ;)

Bueno, pues ya sabéis como hacer vuestras conservas de ajos, los cuáles podéis consumir en cualquier momento, solos o acompañados con algunas aceitunas. Esperamos los disfrutéis y, ya sabéis, para cualquier consulta sobre la receta o sobre qué envase usar, escribidnos.

 

10 abril, 2014 · Publicado en El Rincón del Tecnico | Escribir un comentario

+ Trucos para la elaboración de sus propios encurtidos +

Como hemos visto hasta ahora, los encurtidos son muy fáciles de elaborar, pero bien es verdad, que hay que tener ciertas precauciones a la hora de elaborarlos. Después de daros los pasos fundamentales a la hora de elaborar pepinillos y alcaparras, no queremos dejar pasar la ocasión de daros también algunos consejos a tener en cuenta en vuestras elaboraciones de encurtidos.

Lo primero que tenemos que saber es que hay dos tipos básicos de encurtidos: los curados o fermentados y los frescos.

- Los curados son aquellos encurtidos los cuales se fermentan en salmuera durante varias semanas. En esa salmuera se desarrollan un tipo de bacterias las cuales producen ácidos necesarios para su posterior conservación. Estas bacterias producen una serie de olores y sabores característicos a este tipo de encurtidos.  Después de la fermentación, puede añadirse ácido acético.

- Los encurtidos en fresco son aquellos que se elaboran con la simple adición de un ácido comercial (vinagre).

 

Consejos de seguridad:

- Seguir siempre recetas fiables y no modificar nunca las cantidades de agua, sal o vinagre que vengan escritas.

- Lavar bien las verduras a usar antes de su manipulación.

- Usar siempre un vinagre al 5% de ácido acético, nunca menor ya que no será lo suficientemente fuerte como para garantizar la calidad en los encurtidos.

- La sal es un ingrediente fundamental a la hora de hacer las salmueras. Por tanto, usar siempre sal de buena calidad.

 

Precauciones a tener en cuenta:

  1. Ingredientes

Materia prima. Como hemos dicho en muchas ocasiones, la materia prima que vayamos a usar debe ser fresca, ni muy madura ni muy verde, y que esté libre de defectos.

Vinagre. Asegurase de que vamos a usar un vinagre al 5%. Tratar de usar vinagres blanco corriente para que el producto quede más nítido. No usar vinagres hechos en casa o con acidez desconocida y mucho menos, diluirlo o usar menos cantidad de la que aparezca, o el efecto conservador se verá disminuido.

Sal. Utilizar sal no yodada.

Agua. Usar agua blanda si es posible. Agua extremadamente dura puede causar la decoloración de encurtidos, especialmente si tiene un alto contenido de hierro.

Especias. Si van a usar especias, éstas deben mantenerse en recipientes bien cerrados y guardados en sitios oscuros y frescos.

2.   Control de la acidez del producto

La acidez del producto final tiene que ser siempre controlada, ya nos estemos refiriendo a un producto curado o en fresco, para prevenir el crecimiento de Clostridium botulinum y la posible producción de toxinas.

3.   Tratamiento térmico

Hay ciertos microorganismos que pueden proliferar en medios ácidos. Por ello, es estrictamente necesario que se lleven a cabo fuertes medidas de higiene. Siempre debemos lavarnos las manos antes de manipular cualquier alimento y la superficie donde vayamos a tratarlos, tiene que estar perfectamente limpia.

Por otro lado, los tarros de vidrio, así como las tapas a usar, tienen que esterilizarse antes de su uso.

Todos aquellos encurtidos que hayan sido elaborados mediante uso de levaduras tienen que ser posteriormente pasteurizados para eliminar levaduras, el moho y las bacterias que causan el deterioro del producto y para inactivar las enzimas que pueden afectar al color, al sabor y a la textura del producto encurtido. Además, con la pasteurización, también se asegura un buen cierre en el frasco.

Es cierto que en otros productos no siempre es necesario pasteurizar el producto tras su elaboración, ya que las condiciones en las que se encuentra hacen casi imposible la existencia de microorganismos patógenos, aún así, siempre es recomendable.

4.   Conservación

Después de la elaboración del encurtido, lo mejor es conservar los productos en tarros de vidrio, en sitios oscuros y frescos, durante más o menos 2 semanas antes de su consumo.

Para aquellos encurtidos que se realizan en fresco lo ideal es mantenerlos refrigerados durante 7-10 días.

 

3 abril, 2014 · Publicado en El Rincón del Tecnico | Escribir un comentario

+ Fácil receta de alcaparras y alcaparrones +

Esta semana os traemos otro interesante artículo sobre las elaboraciones de encurtidos, pero esta vez de alcaparras y alcaparrones.

Ya que sabéis como hacer vuestras propios pepinillos, según vimos en el anterior artículo, es hora de que sepáis como elaborar vuestras propias alcaparras, así que aquí os dejamos la elaboración de alcaparras y alcaparrones. ¡Esperamos la disfrutéis!

 

Antes de empezar nos gustaría que sepáis que no es lo mismo alcaparra que alcaparrón. El alcaparro es un arbusto del cual se extraen dos frutos: la alcaparra; el capullo y el alcaparrón; el fruto. Ambos alimentos se suelen consumir en forma de encurtidos y suelen tomarse acompañadas con las aceitunas pero, a diferencia de éstas, apenas tienen grasa.

Hemos de decir que, de forma general, la forma de preparar ambos productos es muy similar, pero tiene sus diferencias. Ambos productos siguen el mismo esquema inicial: recolección, selección y lavado. Como en el caso de los pepinillos, la recolección se hace de forma manual. Después de ser recolectados se procede a una limpieza de hojas, ramillas…y en el caso de las alcaparras también se eliminan aquellos que estén muy próximos a su apertura. Tras esta selección, se procede a un lavado con agua.

Después del lavado es donde ambos procedimientos comienzan a diferenciarse. En el caso de la elaboración de las alcaparras, éstas se colocan en salmueras con alta concentración en sal (las cuales hay que ir cambiando con cierta frecuencia). Se colocan en agua saturada de sal  hasta que desaparezca el sabor amargo (unos 7-10 días), y después se procede a su desalado. Luego hay que clasificarlos para que el envasado sea completamente homogéneo y se envasan.

En el caso de los alcaparrones, tras el lavado, el producto se coloca en una solución de salmuera donde se produce la fermentación del producto. Una vez fermentado, los alcaparrones tienen que ser calibrados para separarlos en las distintas categorías comerciales (extra, primera, segunda y estándar) y se envasan. Para ello disponemos de envases de vidrio para el consumo directo.

No nos podemos olvidar de que el contenido de cada envase debe ser homogéneo, con alcaparras o alcaparrones del mismo origen, calidad, calibre, etc.

 

Una vez vista un poco la teoría, pasamos a la práctica con esta receta de alcaparras que os dejamos.

  1. Lo primero que tenemos que hacer es  lavar las alcaparras mediante un buen lavado con agua fría. Una vez realizado, tendremos que hacer una clasificación previa y eliminar aquellas que estén golpeadas o estén a punto de abrirse.
  2. Una vez las tengamos bien lavadas, tenemos que curar el producto, es decir, quitarle el amargor que tienen. Para ello colocamos el producto en una mezcla de agua y sal (Ver artículo sobre los “Conservadores naturales caseros” para su correcta elaboración). Para que la salmuera vaya cumpliendo su labor, debemos ir cambiando el agua cada cierto tiempo, al principio con más frecuencia. Dejar en esta mezcla hasta que no amarguee.
  3. Una vez tengamos las alcaparras curadas, pasamos a elaborar el líquido de gobierno. Para ello, lo normal es usar una mezcla de salmuera con vinagre; a la que después se le puede añadir las especias que queramos. Poner la mezcla en una cacerola pequeña y llevar a ebullición. Cocinar a fuego lento durante 2-3 minutos.
  4. Tomar las alcaparras y envasarlas en tarros de vidrio esterilizados y, posteriormente, verter el líquido de gobierno en caliente; dejando el espacio de cabeza correspondiente.
  5. Pasteurización. Aunque las alcaparras han sufrido una fermentación y los tarros de vidrio han sido esterilizados, siempre es aconsejable pasteurizar el producto final. Si necesitan ayuda a la hora de pasteurizar, no olviden que JUVASA dispone de un pasteurizador y que en nuestro blog encontrarán un vídeo sobre su funcionamiento.
  6. Una vez pasteurizado el producto, se deja reposar unos 15 días y estará listo para consumir.

 

 

27 marzo, 2014 · Publicado en El Rincón del Tecnico | Escribir un comentario

+ Elabora tus propias conservas de pepinillos en sólo 10 pasos +

Hoy os traemos un interesante artículo sobre la elaboración de los pepinillos para que podáis hacer unos ricos pepinillos y se conserven de la mejor manera y en los mejores envases de vidrio, los de JUVASA.

Lo primero que tenemos que saber es que hay tres grandes grupos de encurtidos de pepinillos comerciales: pepinillos curados, envasados en fresco y refrigerados. La principal diferencia entre ellos es que en el caso de los pepinillos curados estos pasan por una fermentación en su elaboración, y los otros no. En realidad, las otras dos elaboraciones se llevan a cabo de la misma forma, diferenciándose en la última etapa. En el caso de los envasados en fresco, después del envasado, hay que someter el producto a una pasteurización y, en el caso de los refrigerados, como su nombre indica, tienen que ser refrigerados.

 

En el artículo de hoy vamos a explicar la forma de realizar los pepinillos envasados en “fresco”, pero si tenéis alguna duda de cómo elaborar, por ejemplo, los tipo curado, no dudéis en preguntarnos. Dicho esto, pasamos a explicar la elaboración de los pepinillos de forma casera.

 

◦ Claves para la elaboración de pepinillos:

- Utilice los pepinos lo más frescos posibles. Cuánto más fresco sea el producto, más crujiente será el resultado. Si los pepinos son un poco blandos, entonces sus encurtidos serán más tiernos.

- Intente siempre quitar el extremo de la flor del pepino, de esta manera eliminaremos carga microbiana.

- Considerar los cortes. Cuanto más se corten o se rebanen los pepinos, las piezas serán más blandas. Si realmente quiere encurtidos crujientes, puede cortar el pepino en pocas veces.

 

◦ Pasos a seguir:

  1. Los pepinillos es un alimento que es muy fácil de cultivar, pero hay que asegurarse de hacer crecer las variedades que están etiquetados como ” pepinillos”. Y después, elegir los pepinillos más frescos.
  2. ¿Cuántos pepinos? Más o menos se utilizan 3 o 4 pepinos para llenar un frasco de medio litro.
  3. Lavar y cortar las verduras. Lavar los pepinillos con agua fría y mediante un lavado enérgico y cortarles la flor que tienen. Se pueden cortar en rodajas o transversalmente.
  4. Tomar los frascos de vidrio y tapas que usaremos en la etapa de envasado posteriormente y esterilizarlos. Los frascos se sumergen en una olla grande de agua y se lleva a ebullición. Las tapas se ponen de igual forma en otra olla pequeña de agua hirviendo durante al menos varios minutos. Este paso sirve para desinfectar bien el material a usar.
  5. Mezclar el vinagre con la mezcla de especias que deseemos usar en nuestra conserva y llevar hasta cerca de ebullición. Es cierto que podemos preparar nosotros mismos nuestra mezcla de especias, pero también es verdad que esta forma es más propensa a que sufra alteraciones. El método que produce encurtidos más nítidos es cuando usamos la salmuera de los pepinos, donde previamente se han fermentado. Otra opción es usar la salmuera y añadirle un poco de vinagre. (Esto es lo que se hace en el caso de pepinillos curados)
  6. Calentar la mezcla. Llevar la mezcla casi a ebullición,¡ a fuego lento! Hay que asegurarse de usar ollas de acero inoxidable, ya que el metal reacciona con el vinagre.
  7. Llenar los frascos de vidrio con los pepinos y poner la tapa. Verter el líquido de mezcla hirviendo sobre ellos. Llenar dejando siempre el espacio de cabeza adecuado.
  8. Procesar los frascos en la olla. Ponerlos en la olla y mantenerlos cubiertos con agua. Mantener el agua hirviendo hasta que esté listo para procesar.  Los pepinillos deben ser procesados entre 80-85 ° C. Calentar durante 30 minutos.
  9. Una vez que los frascos estén fríos, se puede comprobar que se han sellado correctamente verificando la tapa. Sólo tiene que pulsar en el centro, con cuidado, con el dedo. Si se pulsa hacia arriba y hacia abajo (a menudo haciendo un ruido seco), no está bien sellado.
  10. ¿Cuándo se puede empezar a comer los pepinillos? Esperar al menos 24 horas, pero para mejor sabor esperar 2 semanas.

Ahora que ya saben cómo elaborar unos sabrosos pepinillos sólo queda envasarlos. Para ello no duden en consultar nuestro catálogo de tarros de vidrio. ¡Esperemos que los disfruten!

 

20 marzo, 2014 · Publicado en El Rincón del Tecnico | Escribir un comentario

+ Realiza y conserva tus propios encurtidos +

Hacer tus propios encurtidos, ¡nunca fue tan fácil! Los encurtidos están buenísimos y siempre es buena hora para tomarlos, ya sean solos o acompañando una cervecita pero, si además somos nosotros quienes los hacemos, disfrutaremos aún más. Además, de esta forma, podremos cambiar, añadir o eliminar ciertos ingredientes o aumentar cantidades en función de nuestros gustos.

Después del gran repaso que hemos dado a las elaboraciones de aceitunas, en los siguientes artículos vamos a comentar las elaboraciones de algunos de los encurtidos más conocidos. Si quieres saber cómo hacer encurtidos, sólo tienes que seguirnos.

Para empezar, os vamos a dar una breve introducción al mundo de los encurtidos y a daros algunos truquillos. Esperemos que os gusten y, ya sabéis, a la hora de envasar no olvidéis que disponemos de una amplia gama de tarros de vidrio para su perfecta conservación ;)

Son numerosas las especies cultivadas que pueden ser encurtidas entre las que podemos citar: pepinillos, cebollita, zanahoria, pimiento, ajos, etc. Estos vegetales pueden ser sometidos a una fermentación, pasteurización, adición de azúcares, esencias y aromas, especias, etc., dependiendo del resultado final que se quiera obtener.

Existen diversos tipos de encurtidos:

- Encurtidos en fresco. Los encurtidos se curan durante varias horas en una solución de vinagre y se combinan inmediatamente con vinagre caliente, especias y condimentos.

- Encurtidos curados (muy elaborados en el sector industrial y altamente consumidos). Son aquellas hortalizas que se mantienen en una solución de salmuera durante unas semanas.

- Y  los encurtidos refrigerados. Son productos marinados desde un día a una semana en sal y especias (en frío) y que luego se almacenan en el frigorífico durante un tiempo antes de consumo.

 

Principios básicos para hacer encurtidos caseros

 - Los productos a encurtir estarán libres de golpes, serán sanos y no muy grandes.

- Para la preparación de la salmuera, podéis ver nuestro artículo anterior sobre los “conservadores naturales caseros”.

- Use vinagre blanco u oscuro comercial en el 5 % de acidez recomendado. Evite los vinagres de acidez desconocido o vinagres caseros.

- A la hora de envasar el producto, lo ideal es usar tarros de vidrio. El envase de vidrio es inerte, higiénico y no interfiere en el sabor de los alimentos, garantizando así la calidad original de su contenido. Además es totalmente impermeable, con lo que podemos ver el producto en todo momento.

- Tanto los envases de vidrio como las tapas tienen que ser aptos para la fermentación.

En los próximos artículos iremos dando algunas de las recetas que podréis ir elaborando.

 

 

 

 

 

 

 

13 marzo, 2014 · Publicado en El Rincón del Tecnico | Escribir un comentario

Nube de Tags

jarabes jaleas recetas esterilización salmuera licores patés receta confituras tarros cristal natural tarros herméticos encurtidos le parfait setas envases vidrio almibar tecnicas trucos aceites vinagre caseras mermeladas frutos secos consejos especias conservas recetas especiales frutas verduras
Buscar en el blog Temas del Blog
  • Novedades
  • Nuestros productos
  • Consejos para artesanos
  • Recetas de conservas
  • Técnicas de conservación
  • Ideas Creativas
  • Glosario
  • Información adicional
  • El Rincón del Tecnico
  • Archivo NUBE DE ETIQUETAS
    aceites almibar caseras confituras consejos conservas encurtidos envases vidrio especias frutas frutos secos le parfait mermeladas natural receta recetas especiales setas tarros cristal tecnicas trucos verduras vinagre

    Descarga de Catlogos
    Le invitamos a descargar los catlogos de nuestros productos.
    descargar catlogos
    Nuestra Empresa · Dónde estamos · Cómo comprar · Paquetes y Envíos · Historia del vidrio · Contacto
    V Juvasa S.L. · Avenida de Andalucía s/n · 41700 - Dos Hermanas (Sevilla - España) · Teléfono 95 567 50 06 · Fax 95 566 03 03 · aviso legal
    Juvasa - Nuevo - Envases de vidrio - Tarros frascos botes de cristal - 2010.pdf Juvasa - Nuevo - Envases de vidrio - Botellas de cristal para vinos y cavas - 2010.pdf Juvasa - Nuevo - Envases de vidrio - Botellas de cristal para aceites y vinagres - 2010.pdf Juvasa - Envases de vidrio - Tarros estandares.pdf Juvasa - Envases de vidrio - Botellas vinos & cavas.pdf Envases de vidrio para alimentacion y zumos Tarros de vidrio para alimentacion Frascos de vidrio para alimentacion Botes de cristal para alimentacion Botellas de cristal para vinos Botellas de cristal para zumos Botellas de cristal para aceites Envases de plástico Bidones de plástico Cubos de plástico Tarrinas de plástico Espaol Portuges